¿Qué son los NFTs? Non- fungible tokens.

Es un hecho que el 2021 son de los NFTs, es impresionante el crecimiento que han tenido en los últimos dos meses. Y es que pensar en una especie de propiedad o exclusividad digital, por años fue concebida como una visión futurista y alejada de la realidad. Sin embargo en este 2021, la ciencia ficción ha sobrepasado la realidad de una manera viral. Muy probablemente, habrás escuchado acerca de los 3.5 mdd (aprox. 70,000,000.00 M.N.) que generó el youtuber Logan Paul vendiendo la colección de una primera edición de cartas de Pokemon a través de los NFTs. Todo esto en un lapso de 30 minutos. Así como a mí, imagino que ver estos número te lleva a hacerte la simple y compleja pregunta: ¿qué son los NFTs?

Las siglas NFTs significan non- fungible tokens, o en español tokens no fungibles. Si bien, es preciso entender a qué nos referimos por fungible; un bien fungible es aquel que por su naturaleza puede ser cambiado por otros de su misma especie. Esto significa que nos referimos a bienes que no tienen particularidades que los diferencien entre sí, un claro ejemplo es el dinero. Por ejemplo, cuando vas y depositas 100 pesos al banco, evidentemente entregas un billete sin esperar en un futuro disponer de ese mismo. Lo que importa es su valor, así que cualquier otro podrá perfectamente reemplazarlo. Como es bien sabido, en el ecosistema cripto este concepto encaja perfectamente dentro de esta novedosa cotidianidad de uso; estamos acostumbrados a interactuar con tokens fungibles como Bitcoin, ETH, Chainlink o inclusive también fuera del ecosistema cripto con tokens como Amazon y Apple Cash. De igual manera un segundo punto que es vital entender, es a que nos referimos con tokens. Y es que primero que nada, hay que quitarnos la idea que el concepto token es exclusivo del ecosistema cripto. Un token en palabras simples, es una representación digítal de diferentes cosas; entre las cuáles comúnmente las vemos en dinero, criptos, bienes raíces y servicios. Es entonces que toca diferenciar y entender a los novedosos tokens NO fungibles.

Partiendo de la misma premisa, un bien no fungible a simples rasgos son aquellos bienes o activos que son únicos o irremplazables y que solo hay de un tipo. Es así que hablamos de representaciones digitales de cosas, las cuáles son únicas e irremplazables y que tienen un completo diferenciador. En el mundo real y tangible, es común ver esto en obras artísticas, arquitectónicas y bienes raíces. Debo decir que empatizo con todo aquel que piense que suena complejo y descabellado pensar en la emisión de una representación digital con un determinado supply; en el que cada token tendrá un diferenciador que le dará atributos de un bien único e irremplazable y que por ende terminará siendo un objeto de alta especulación y plusvalía. Al ver esto me llegó un recuerdo de mi niñez a la mente, el cual me permitió comprender esto de una manera más aterrizada ya que este tipo de representaciones son hechas comúnmente por artistas con renombre. Y es que recuerdo que hace años mi padre compró en una galería en Estados Unidos un precioso cuadro de unos músicos, tocando en una especie de club de jazz. Recuerdo que al llegar al hotel me emocioné por mi padre ya que había logrado adquirir esa obra antes que cualquier otra persona. Al día siguiente, regresamos a la misma galería y me impresioné al ver el mismo cuadro en exhibición; la verdad por un momento pensé que nos habían estafado. Fue así que mi padre me explicó que la pintura que estaba en el hotel también era auténtica y que el pintor sacó un limitado número de ejemplares (100) con sus respectivos certificados y firmas, que acreditaban su autenticidad. En el mundo blockchain, está sucediendo algo similar con los NFTs…

Los tokens fungibles son tokens erc20, los cuales deberán tener anunciado el supply, nombre de token y el smart contract o dueño de este. Es ahí donde se encuentra la primera diferencia técnica con los tokens no fungibles; estos son tokens erc721. Estos tokens a diferencia de los otros, no cuentan con ese initial supply sino que cuentan con un concepto conocido como “mint” o forjamiento el cual funge como un identificador y sello con el dueño del token y con quién lo forjó. Esto significa que el mint es una manera de identificar cada uno, por ejemplo: imágen #1 y el nombre de ese artista que lo emitió. A día de hoy, este mundo de NFTs cuenta con una impresionante capitalización de mercado estimada en los 338 millones de dólares (2018–2020). Este ecosistema cuenta con numerosos jugadores que han experimentados los NFTs, tales como NBA, Formula 1, Warner Bros, Atari, BBC news etc. Ciertamente este mercado se encuentra dividido en diferentes sectores, estos son seis: gaming, sports, collectibles, utility, metaverses & art. De ello resulta importante mencionar que la industria artística ha tenido un impresionante impacto en este ecosistema; tanto que ocupa un 24% del mercado y una valuación arriba de los 186,000,000.00 mdd. Inclusive en los últimos meses, reconocidos cantantes y bandas musicales han emitido sus propios NFTs; tales como Kings of Leon y Steve Aoki. El principal marketplace para poder comprar diferentes tipos NFTs a día de hoy es “Nifty Gateway”; ahí podrás encontrar numerosas obras con valuaciones exhorbitantes. Con todo y lo irreal que es pensar que hay gente que paga miles de dólares por tener una imágen digital en su llave privada, es cierto. Un artista muy destacado y cotizado por dar un ejemplo es Beeple (colaborado con Nike, Eminem y muchos más), el cual tiene obras con precios que rondan arriba de los 60 mil dólares.

Explorar los diferentes mercados de NFTs es sumamente interesante, a través de nonfungible.com podrás conocer distintos NFTs. Entre los más interesantes a mi parecer, se encuentran proyectos como NBA Top Shot. Estos NFTs son del propietario de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban. Resulta fascinante lo que está haciendo este señor con sus derechos de transmisión de este equipo. Top Shot, es un mercado el cual está vendiendo momentos memorables de este equipo, por ejemplo una canasta, celebraciones, jugadas, etc. Es así que te invito a imaginar poder comprar un momento transmitido de tu equipo; el cual a diferencia de las repeticiones en YouTube, ¡tu cuentas con ese pedazo original que viste en la televisión! Imagina que en unos años, todos los clubes empiecen a hacer NFTs de estos momentos de transmisión y tener la posibilidad de adquirir momentos icónicos. Momentos legendarios como el gol de Zidane contra el Leverkusen en la final de la Champions o momentos chuscos como la mítica narración de Martinoli recordada por los mexicanos como “el único haitiano que había en el área” en ese partido de México contra Haití en 2008. A día de hoy, Top Shot cuenta con momentos transmitidos valuados arriba de los 60,000 dlrs y es un mercado muy interesante y activo el cual les puedo asesegurar que habrá una alta plusvalía y ganancias exhorbitantes para “early adopters” con visión y recursos. Otro ejemplo en verdad impresionante, sería el de “Cryptopunks”, los cuales consisten en la imagen pixeleada de dibujos de personas con estilo punk. Estas imágenes comenzaron siendo regaladas por gente que suscribió sus llaves públicas para recibirlas; años depués esas imágenes de valer 6 dlrs, a día de hoy rondan los 20,000 dlrs. Con todo y que parezca fantasía, es una muy costosa realidad.

Ahora, el último pero no menos importante ejemplo sería Descentraland. Es una realidad que a día de hoy, vemos en memes, Monopoly y estadísticas que nuestra generación está condenada a no tener bienes inmuebles o simplemente como muchos dirían “no nos tocaron terrenos baratos”. Esta concepción estará muy cerca de cambiar, no precisamente en predios tangibles sino en predios digitales. Así es, a través de estos NFT (tokens no fungibles) cuya representación es de una parcela de tierra digital en un mundo virtual, con plusvalía y un amplio mercado de oferta y demanda. A día de hoy, puedes encontrar “terrenos virtuales” valuados en un rango entre los 400 a 4,000 dlrs en su mayoría. No soy asesor financiero, pero viendo la tendencia digital y la neutralidad tecnológica no sería una mala idea invertir en este tipo de tokens.

Caso Logan Paul

Ahora, lo que muchos tenían intriga de saber. ¿Qué hizo Logan Paul para ganar 3.5 mdd en 30 minutos? El pasado mes de febrero de 2021 el famoso youtuber invirtió 200,000 dlrs para comprar la primera edición de cartas de Pokémon, con el fin de hacer un video de un “unboxing” de estas cartas. No satisfecho de las ganancias de los views obtenidos por el video, el youtuber a través de una plataforma descentralizada llamada “Bondly” anunció el 4 de febrero la creación de su imagen animada en su equipo de box simulando ser una tarjeta de Pokémon. Aparte de esto, Logan Paul tomó foto de cada uno de las cartas que compró y las subió como non- fungible tokens. Cada imagen cuenta con aproximadamente 40 numeraciones, las cuáles todas han sido vendidas. Si te metes a “Bondly”, podrás ver imágenes literalmente sacadas con pésimo enfoque y con la mano visible del Youtuber. Con todo y eso, hay imágenes que rondan arriba de los 20,000 dlrs. No sé si Logan es seguidor del ecosistema pero lo que si sé, es que el youtuber cuenta con unos excelentes asesores de marketing los cuales dejaron plasmados a Facebook, Instagram, Twitter y cualquier otra red social que imagines. Es así que aparte de los artistas, ingenieros y gamers; los influencers evidentemente tienen un camino enorme en este ecosistema.

No es fácil procesar ni especular sobre este tema. Encima de que aunque yo quisera ofrecer más información sobre su regulación, de momento no puedo. Estamos hablando de un “tiping point” materializado en cuestión de tres meses, creando una industria joven de cientos de millones de dólares. Es un nivel tan alto de descentralización y neutralidad tecnológica que emociona y asusta a la vez, no voy a mentir. Sin embargo, tenemos que enfocarnos en las NFTs ya que sin duda serán un gran cambio para todos. El futuro de muchas carreras están en la blockchain, como abogados, cantantes, pintores, arquitectos, ingenieros, fotógrafos, maestros y lo que te puedas imaginar. De verdad entiendo a quienes se asusten al ver esto y crean que es una especie de intro de un episodio de “Black Mirror”. Invito a los que lean este artículo, seguir de cerca en su ramo a las NFTs. Hay un sinfín de posibilidades que estas ofrecen y el hecho de ponerlas al alcance de todos significa cuidar los inventos, las obras, modelos de utilidad, marcas, patrimonios de todos y todas. Como estudiante de Derecho, esto me motiva a brindar un servicio más inclusivo, empático y humano a todas las personas que emprendan en este país. Me emociona contarle a las siguientes generaciones cómo era en nuestro tiempo acceder a la protección y promoción de nuestros productos a través de intermediarios como fedatarios públicos, instituciones gubernamentales, disqueras… entre muchas. Me da certeza saber que esta neutralidad tecnológica, cuidará de los derechos y patrimonios de las personas a través de la pura e imparcial tecnología. Esto me inspira pensar en la gran disminución de abusos hacia las personas de escasos recursos académicos que estamos acostumbrados a escuchar y ver. Y que peor aún se ha hecho parte de nuestra cultura; “que le robaron un terreno, que alguien copió su invento, que no registró su marca y alguien más lo hizo”. Son estas y muchas cosas más que como profesionista y antes como persona, me llevan a darme cuenta que el verdadero problema radica en el hoy y la solución en el mañana. Una solución en la que la moral y ética dejarán de ser factores optativos para la debida repartición de recursos y la debida prestación de servicios.

Como conclusión, culmino estas ideas en concordancia con las palabras del reconocido economista peruano Hernando de Soto:

“La idea fundamental de este sistema es que los derechos de propiedad pueden ser comercializados, tanto si son bienes financieros como bienes raíces o ideas. La meta es registrar no simplemente la parcela de tierra sino los derechos unidos a ella, de manera que no puedan ser violados.”

Un nuevo paradigma en que los derechos están protegidos no por gobiernos, por milicias, ni por soldados. Un paradigma en que los derechos estén protegidos por tecnología…

Legal Clerk.| Crypto Enthusiast.| Legal Futurist.

Legal Clerk.| Crypto Enthusiast.| Legal Futurist.